22 mayo 2016 Domésticos

Perro

Desde pequeños nos dijeron que los perros no sudan. O, al menos, no lo hacen como nosotros. Sin embargo, su cuerpo de mamíferos debe tener algún tipo de herramienta que les permita refrescarse. Sudan, pero a su manera. ¿Queréis averiguar qué hacen nuestras mascotas para evitar los golpes de calor? Está claro que quedaréis sorprendidos. Vamos a averiguar cómo sudan los perros.

En primer lugar, decir que los perros tienen glándulas de sudor por todo su cuerpo, aunque el origen del mismo está en las almohadillas que contienen, además de en el hecho de que expulsan el calor a través de la boca. No obstante, sabed que los perros no tienen las mismas glándulas sudoríparas que los humanos, por lo que deben hacer uso de otras células para perder el exceso de calor. Algunos de los mecanismos que utilizan son el jadeo de la boca y la eliminación de vapor de agua a través de la lengua.

Por otra parte, mencionar que estos animales disponen de pequeñas glándulas sudoríparas en las almohadillas de las patas, donde también hay células que ayudan a que el perro se refresque. No olvidar la desconocida capa de grasa que funciona como aislante de las altas temperaturas, y que contiene un mecanismo de sudoración.

Por último, decir que los perros también pueden adecuar la temperatura de su cuerpo gracias a las orejas, las cuales pueden dilatarse o expandirse, según sea necesario. En definitiva, este tipo de mascotas no sudan como los propios seres humanos, pero disponen de otras herramientas para refrescarse y medir la temperatura del cuerpo.

Por supuesto, aunque los perros tengan métodos de sudoración, no olvidéis hidratarlos frecuentemente con el fin de que no tengan problemas de salud. Así les ayudaréis a conservar un buen estado de ánimo.

Vía | Psychology Today
Foto | Wikimedia Commons – Luiscarlosba

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *