29 septiembre 2016 Domésticos

Comida

En un principio, la digestión es un proceso bastante sencillo que se centra en la obtención de los recursos necesarios, desde los propios alimentos, con el fin de que el cuerpo pueda seguir funcionando. Sin embargo, el proceso completo en algunos animales es más complicado debido a las necesidades de los mismos. De hecho, en los perros, por ejemplo, el aparato digestivo es diferente del nuestro.

En los perros, la digestión comienza en la boca, aunque no tienen papilas gustativas y apenas pueden saber cual es el sabor de la comida. De hecho, la boca de estos animales tiene el simple objetivo de dividirla en varios trozos con el fin de que la misma baje lo antes posible al estómago. Será aquí donde, junto al páncreas, se generarán las enzimas que permitirán descomponer los alimentos. Sin ir más lejos, los ácidos de descomposición que tienen los animales son más fuertes que los nuestros.

Una de las fases finales de la digestión de los perros se realiza en el intestino delgado, donde los alimentos incluso pueden llegar a permanecer dos días. Aquí se terminan de descomponer los alimentos. La digestión de estos animales suele tardar aproximadamente ocho horas. Aunque también es cierto que se puede alargar. En todo caso, las operaciones se suelen completar de manera correcta.

Es evidente que la forma en que los perros digieren los alimentos puede ser bastante diferente de la nuestra. En todo caso no os preocupéis, debido a que las necesidades son diferentes. No hay duda de que el cuerpo de los animales no realiza las mismas actividades. Ni están preparados para los mismos objetivos.

Vía | Cuteness
Foto | FlickR – Sh4rp_i

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *