2 marzo 2015 Noticias

Llamas

El SIDA se ha convertido en una enfermedad muy importante y dañina. Son miles las personas que cada año se infectan por esta dolencia, la cual se dedica a destruir las defensas del cuerpo, dando cabida a otras afecciones, que llegan a ser mortales. Sin embargo, las investigaciones por parte de médicos y científicos no paran. Todo indica que estamos muy cerca de conseguir una cura. Aunque tarde un poco en llegar.

Según un estudio liderado por Laura McCoy, en el que han participado 14 investigadores y cuyos resultados se han desvelado recientemente, las llamas podría echar una mano a la hora de combatir tanto el VIH como el SIDA. La clave se encontraría en los anticuerpos que producen, los cuales, modificados de manera conveniente, podrían convertirse en una excelente manera de luchar contra la enfermedad.

Ha sido en la Universidad de Londres dónde se ha detectado que los anticuerpos que crean las llamas tienen una excelente estructura y estabilidad, lo que ayudaría a tratar la enfermedad. Esto significa que el líquido podría tratarse en el laboratorio para desarrollar una variante. En su estado puro, puede neutralizar hasta el 96% de las cepas de VIH.

Los investigadores han sido optimistas. En total se han creado 15 tipos de vacunas distintas, aunque la verdad es que no se ha logrado la eficacia que se quería. En cualquier caso, se ha confirmado que en un tiempo aproximado de entre ocho y diez años se podrá lanzar al mercado una cura para el SIDA basada en los anticuerpos de las llamas.

Lamentablemente, tendremos que seguir esperando hasta que las investigaciones vayan avanzando. No deja de ser una buena noticia. Estamos seguros de que las más de 32 millones de personas infectadas por la enfermedad se alegrarán al conocer este adelanto.

Vía | Science Daily
Foto | santibertola

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *