31 agosto 2009 Medio Ambiente, Noticias

Bosques artificiales

Calentamiento global, cambio climático y emisión de gases de efecto invernadero parecen haberse convertido en frases huecas y sin sentido para algún sector de la ciencia. El 16 de julio me referí en Faunatura sobre la insólita idea de un grupo de científicos de la Universidad de Columbia, Nueva York que diseñaron un árbol artificial para desintoxicar el aire. Ahora, otro grupo de científicos del Instituto de Ingenieros Mecánicos Británico redobla la apuesta y no sólo se inspiran en el concepto de sus colegas americanos, sino que ya adoctrinan al mundo sobre la importancia de la implantación de bosques artificiales para reducir las emisiones de CO2.

Humildemente, yo hubiese esperado que personas que poseen el respetable título de Ingeniero Mecánico, hubiesen exprimido sus neuronas para inventar máquinas que generen menos gases contaminantes y no que copien la idea de poblar el mundo de árboles de aluminio, hojalata o plástico para contrarrestar los gases que emanan sus propios inventos. Además, por si esto no fuera suficiente, tendremos que aceptar que su plan es el que salvará al mundo de la catástrofe.

Los científicos estadounidenses apenas habían diseñado los árboles, pero estos británicos parece que están más adelantados porque ya están desarrollando estos engendros y, según confiesan, se encuentran en una etapa avanzada del proyecto. Tim Fox uno de los responsables del estudio se ufana en decir que “sería posible una producción en masa de esta nueva tecnología en un corto espacio de tiempo”.

Como todo buen científico, Fox “adorna” su proyecto con cifras y prospecciones. Asegura que 100.000 de sus arbolitos de juguete reducirían las emisiones de CO2 en menos de 15 años. Advierte que al mundo le quedan pocas décadas para reducir los gases nocivos (¡vaya novedad!) y que el incremento de la temperatura del mundo parece inevitable (novedad número 2). Por supuesto aclara que esta no es la solución definitiva y demanda el esfuerzo conjunto de la sociedad y de los gobiernos. Al grupo de investigadores les faltó un solo detalle para auto promocionarse como los superhéroes del futuro: decir que ellos poco pueden hacer y que su aporte es un pequeño granito de arena para solucionar el problema. Fábrica de árboles, fábrica de nubes, fábrica de bosques, ¿tendremos que esperar la fábrica del planeta? Tal vez Tim Fox, cobijado bajo la metálica sombra de uno de sus árboles, esté pensando alguna frase original, como, por ejemplo, “es un pequeño paso para el hombre pero un gran salto para la humanidad”.

Vía | Consumer Eroski

Comentarios

3 comentarios
  • uziel

    sobres. me propongo a contribuir, no desperdiciando , energia. ok

  • Norah Morales

    Lo que es debemos cuidar nuestro planeta, generar menos gases contaminantes, también aumentar en la plantación de los árboles, cuidar las plantas, estamos destruyendo este mundo que Dios nos dió, es cierto que está a punto de acabar todo esto, solo nos queda creer en Dios buscar su verdad, porque Dios es amor.

  • lexintor

    Yo pondria una bomba en la base de cada cacharro de esto y ale

Enlaces y trackbacks

  1. Salvemos los bosques de España: ¡plantemos miles de millones de árboles! 28 septiembre 2009
  2. Los bonsai, esos pequeños grandes árboles 30 septiembre 2009
  3. Árboles, criando lo mejor 3 octubre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *