30 noviembre 2015 Curiosidades, Salvajes

Camarón mantis

Hoy vamos a viajar hasta la Universidad de Queensland, lugar en que varios investigadores han descubierto que algunas especies de animales marinos podrían estar utilizando la luz de una manera completamente diferente a la que estamos acostumbrados. Yakiw Gagnon y Justin Marshall son dos (entre otros) de los investigadores que se han puesto manos a la obra en un nuevo estudio para analizar la manera en la que los animales marinos están usando la luz. Todo comenzaba con un trabajo previo sobre el camarón mantis, el cual puede reflejar y detectar la luz polarizada circular. Algo que no se suele ver comúnmente. Sin embargo, se pudo comprobar que todo va más allá.

Tal y como se ha podido conocer gracias al nuevo estudio, el propio camarón utiliza la polarización circular como forma de advertencia encubierta de su presencia ante competidores agresivos. Hay que tener en cuenta que la luz polarizada circular viaja en espiral, hacia derecha o hacia izquierda, y no en un plano, como sucede con la luz polarizada lineal. Para que os hagáis una idea, se ha podido comprobar que los camarones analizadas realizan patrones circulares polarizados sobre el cuerpo. De hecho, estas zonas son visibles cuando los animales se juntan durante los enfrentamientos.

El hallazgo va más allá de esta simple curiosidad, teniendo en cuenta que el descubrimiento podría ayudar a detectar mejor el cáncer:

Las células cancerosas no reflejan la luz polarizada de la misma manera que lo hacen las células sanas. Si hubiera cámaras equipadas con los sensores adecuados, se podría detectar el cáncer mucho antes de lo que pensamos.

El estudio hace que lleguemos a dos conclusiones. Por una parte, se ha descubierto que los animales marinos estarían utilizando un lenguaje secreto, basado en la luz, en determinadas ocasiones. Pero, también, que este mismo “lenguaje” se podría utilizar con el fin de detectar el cáncer. Todavía desconocemos los límites que tendrán las investigaciones, aunque está claro que podrían proporcionar resultados muy beneficiosos para la salud.

Vía | Queensland Brain Institute
Foto | FlickR – prilfish

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *