14 noviembre 2017 Curiosidades

Medusa inmortal

¿Podríais llegar a pensar que existe un animal que nunca muere? A primera vista es evidente que no. Sin embargo, sí que tenemos que decir que en el reino animal existen algunas especies especialmente interesantes en cuanto a longevidad. Por ejemplo, la esponja de la Antártida es uno de los animales que más viven (con un récord de 1.500 años de vida) gracias a su forma de crecimiento es extremadamente lenta.

Aunque la existencia del animal anterior no le quita ningún mérito a la medusa inmortal. Su nombre le viene como anillo al dedo. ¿Por qué? Pues porque es capaz de rejuvenecerse a sí misma en un ciclo que no tiene fin. ¿Podría ser realmente inmortal?

La medusa inmortal, que recibe el nombre científico de Turritopsis Dohrnii, puede rejuvenecerse a sí misma en un ciclo que no tiene fin. Es decir, cuando es muy anciana, puede ejecutar un proceso que la convierte en un ejemplar más joven. Y este puede ser repetido tantas veces como el propio animal quiera. Aunque parezca sorprendente que nunca muera, lo cierto es que todavía nadie ha conseguir dictaminar qué edad puede llegar a tener alguno de los ejemplares encontrados.

El proceso que crea, llamado transdiferenciación, consiste en transformar algunas de sus células en un tipo diferente. Y si existe una célula madre que ya ha sido diferenciada, es tan fácil como crear otras diferentes en la misma ruta. Sorprendente, aunque real.

Está claro que la medusa inmortal puede llegar a ser impresionante. Eso sí, esperamos que los investigadores puedan saber a ciencia cierta si este animal es verdaderamente inmortal.

Vía | Wikipedia
Foto | Pixabay – manseok

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *