22 octubre 2010 Curiosidades, Medio Ambiente, Noticias

almejas

Las almejas resultan muy buenas para colaborar con los biólogos en determinar las diferentes fuentes de toxinas que existen en el agua. Tienen la capacidad de absorber las toxinas en sus tejidos, ya que atraen al agua.

Al colocar almejas en parques industriales y carreteras se pueden analizar los contaminantes que existan en el lugar. Los científicos que se encarguen de abrir las almejas luego de sacarlas de esta agua realizaran varias pruebas en el laboratorio que revelaran exactamente que es lo que contamina el lugar.

Algunos contaminantes que encontramos en nuestro medio ambiente se pueden ver, pero otros no, algunos productos químicos que se encuentran el agua, de manera imperceptible, altera las condiciones para nuestra salud. Las almejas están siendo usadas como pequeños detectives capaces de encontrar fugas toxicas en la naturaleza.

Las almejas tienen la capacidad de limpiar por filtración, o sea saca el agua de sus depósitos, retira los elementos tóxicos y los alimentos. El músculo de la almeja junta alimentos y elementos suspendidos durante el proceso. La bioacumulación es el término que se usa para referirnos a las toxinas y a los elementos contaminantes que se acumulan en el tejido de un organismo.

La biomagnificación se refiere a la transferencia de estas sustancias de la presa al depredador, luego de consumir muchos de los animales más chicos se acumulan toxinas en sus presas.

Por otro lado debemos aclarar que esto no nos debe preocupar al momento de consumir agua del grifo. El agua que esta autorizada para nuestro consumo ya pasó diferentes controles sanitarios y fue purificada para que pudiera ser consumida por los seres humanos.

Fuente | Unión Americana de Geofísica
Foto | Flickr – Alvaro qc

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *