28 marzo 2016 Peligro de extinción, Salvajes

alimoche

A pesar de que los alimoches son una de las aves necrófagas más amenazadas de España, parece que sus poblaciones se están estabilizando. Al menos eso es lo que está ocurriendo en Andalucía, donde las parejas reproductoras de esta especie según revela el último censo de la Consejería andaluza de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Este censo destaca que hay establecidas un total de 24 parejas de alimoche, lo que supone una más que en la temporada de cría pasada.

Esta minúscula mejoría puede abrir una puerta a la esperanza para esta especia, aunque está muy lejos de poder consiserarse que estamos ante una tendencia alcista en las poblaciones de alimoche. Si en los años sucesivos sigue creciendo, quizá podamos hablar de recuperación, aunque por lo menos podemos decir que a día de hoy resiste.

Además de las muertes y las constantes amenazas a las que tiene que hacer frente el alimoche, otro elemento que dificulta su expansión es la tasa de éxito reproductivo que está en torno al 58%. Al no ser excesivamente alta y sus poblaciones tan reducidas, es complicado que la especie pueda remontar con fuerza. Uno de los motivos que llevan a estos fracasos es el abandono de los nidos cuando son molestados, un factor que podría ser eliminado de esta particular ecuación con más protección de los lugares de cría del alimoche, pero sobre todo con más civismo.

A pesar de que la tendencia reproductiva es positiva, el balance total dela población andaluza de alimoche experimenta un declive moderado a razón del 4,7 % anual. Esto se debe a las altas tasas de mortalidad que experimenta esta especie, que es especialmente vulnerable al uso de los cebos envenenados, pero que también se ve afectada por la proliferación de los parques eólicos y de los tendidos eléctricos.

Vía | Efe Verde
Fotografía | Jorgerubio.es

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *