1 febrero 2017 Curiosidades

Perros

Tener un perro como mascota es considerado, en nuestro país, como algo muy normal. No en vano, muchas familias disponen de alguna que en la mayoría de ocasiones tienen el único objetivo de hacerles compañía. Sin embargo, en otros países del mundo este acto no solo es calificado como de ilegal, sino que incluso puede conllevar la pena de muerte. Una situación curiosa, sobre todo porque en algunos lugares ayudan a los animales abandonados.

En la mayoría de estas regiones, los perros son animales impuros. De hecho, las sociedades disponen de interpretaciones religiosas que impiden a sus ciudadanos el contar con una mascota de este tipo. No estaría de más saber que en ciertos lugares, como hemos dicho, se castiga con la pena capital a las personas que tengan en su hogar un perro.

Lo más curioso de todo es que existen excepciones. Por ejemplo, la policía religiosa de estos países afirma admitir la posesión de perros cuando estos vayan a ser utilizados para la caza, para el cuidado de rebaños y cultivos, o en la vigilancia de residencias que no puedan ser vigiladas de otra manera. Por supuesto, estas excepciones también provienen de libros religiosos con fundamentos que harían dudar a más de uno.

No podemos olvidar mencionar que algunas religiones califican a los perros como animales impuros. Además, betan el contacto con la saliva de estos animales. En el caso de que se produzca el mismo en un recipiente, el envase tendrá que ser limpiado siete veces. Una afirmación sin base científica.

Es una pena que los perros sean considerados como animales que ni siquiera se puedan tener como mascotas, sobre todo teniendo en cuenta que disponen de bastantes beneficios para la salud física y psicológica. Esperamos que esta situación cambie próximamente.

Vía | IB Times
Foto | Pixabay – Counselling

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *