23 octubre 2017 Enfermedades

Perro

La sarna es, lamentablemente, muy habitual en los perros. Sobre todo en los que viven en ambientes que podrían ser no muy limpios. Que la adquieran también es más o menos normal. Aunque podemos evitarla de diferentes formas. Concretamente, la enfermedad es ocasionada por un parásito, el Demódex canis, un microorganismo que se aloja en la dermis y epidermis de los animales.

La complicación comienza a ocurrir una vez que se reproducen afectando a los perros de forma local o generalizada. En la primera la sarna sólo se produce en algunas zonas de la piel, muchas veces en la cara. La otra se refiere al momento en que la afección se ha apoderado de varias zonas del can, resultando en un problema más grave.

Los síntomas de la sarna son básicos y fáciles de detectar: enrojecimiento de la piel, caída del pelo y picazón, entre otros. En los casos más grave puede haber mal olor y secreciones anormales que incluso lleguen a asustarnos.

Cómo tratar la sarna

Perros

El tratamiento para quitar la sarna se basa en la aplicación de fórmulas médicas que permitan eliminar los parásitos. Aunque éstas dependerán del tipo de sarna y el grado en que se encuentre en los animales.

Evitar la sarna también es especialmente sencillo, ya que solo es necesario llevar a cabo algunas medidas higiénicas, como mantener al perro limpio en todo momento. También es aconsejable que disponga de una alimentación balanceada, basada en proteínas de origen animal y de preferencia natural. Por supuesto, intentad evitar que los canes en contacto con otros animales que tengan la propia enfermedad.

Finalmente, si tenéis alguna duda adicional podéis acudir al veterinario. Acción que recomendamos llevar a cabo de manera periódica.

Vía | WebMD
Fotos | Pixabay – Michel_van_der_Vegt | Pixabay – 825545

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *