8 agosto 2015 Medio Ambiente, Noticias, Salvajes

Moscas

Si no conocéis Oxitec, es hora de que os vayáis poniendo al día. Y es que esta conocida empresa británica tenía en mente soltar casi dos millones de moscas transgénicas en las inmediaciones de Tarragona. Decimos tenía porque, tras la crítica recibida por numerosas organizaciones de toda Europa, se ha decidido echar marcha atrás con la operación, suspendiéndola de manera indefinida. Pongámonos en detalles.

Lo que quería Oxitec era “soltar 1.825.000 moscas con ADN, mezcla de organismos marinos, bacterias, virus y otros insectos” en un lugar situado muy cerca de Tarragona. El objetivo era el de acabar con la población nativa de moscas oliveras, reduciendo así el daño que causa la especie a las plantaciones de aceituna. De esta forma, las moscas transgénicas se hubieran apareado con las del olivo, introduciendo genes modificados que terminarían con gran parte de la población. Algo que, en un principio, parecía bueno. Pero que no lo era, como ya supondréis.

Aunque los permisos ya habían sido solicitados, 18 organizaciones europeas de sectores como la protección del medio ambiente, la biología o contrarias a la manipulación genética de especies pusieron la voz en alto advirtiendo del riesgo que suponía. El objetivo se ha conseguido. No habrá suelta.

Janner Cotter, doctora en la Universidad Científica de Greenpeace, ha comentaba que la tarea era “un experimento peligroso” que hubiera convertido Europa en un laboratorio al aire libre. La suelta de estos insectos eliminaría también casi todo el control que se tiene sobre ellos, por lo que no sería difícil que se escaparan de la zona de experimentación, pudiendo llegar a otros países. Es decir, si Oxitec no hubiera podido controlar a las moscas, podrían haber realizado cuantiosos daños.

En su día incluso se comentaba de que, en el caso de que las moscas transgénicas hubieran escapado, podrían haber realizado daños de diferente índole, aunque lo más llamativo sería la posibilidad de que las larvas murieran dentro de las aceitunas. El espectáculo sería cuanto menos curioso. Menos mal que la operación se ha detenido al no conseguir los permisos adecuados para llevarla a cabo.

Debemos tener en cuenta que España es el primer productor mundial de aceite de oliva. Esta claro que muchas empresas se están preocupando por los problemas que tienen ahora mismo, pero eso no justifica que se pongan en marcha planes descabellados que podrían haber hecho mucho daño.

Vía | 20Minutos
Foto | Wikimedia Commons – JJ Harrison

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *